Creador y fabricante de ropa de hogar de alta categoría desde 1888

 

Historia

Una casa francesa

Erase una vez... una casa francesa

A partir de 1861, Benjamin Baer se instala en Gérardmer, en el este de Francia, cuna de la industria textil, como « fabricante de telas », es decir, comerciante-revendedor de piezas tejidas por campesinos que trabajan a domicilio.
A su muerte en 1888, su socio, Nathan LEVY, retoma la actividad y le da su nombre, creando así una nueva sociedad con su hermano Elie, «Nathan Lévy et Compagnie».
14 años más tarde, en 1902, los 2 hermanos deciden construir su propio taller de tejido mecánico. Bajo el impulso de la nueva generación de directivos, la empresa en auge integra un taller de blanqueo en 1928.

Destrucción y renovación

Destruida durante la Segunda Guerra Mundial, la actividad de tejido Nathan Lévy es reconstruida rápidamente y puede producir una gama completa de ropa blanca de algodón, lino y tela mestiza.
En 1968, el grupo ELIS (Europe Linge Service), propietario de importantes lavanderías industriales, compra la manufactura y el equipo de 65 telares Jacquard de última generación.
En 1974 nace la famosa marca Le Jacquard Français.

Destrucción y renovación
Nacimiento de un estilo

Nacimiento de un estilo

1978 marca un auténtico hito en la historia de la marca, con el inicio de la colaboración con la célebre estilista Primrose Bordier.
Lo blanco reinaba sin paliativos en la ropa de casa cuando Primrose Bordier revolucionó los códigos con su toque de fantasía y sus textiles de colores. Con ella, Le Jacquard Français innova técnicamente, invierte en la búsqueda de tonos y da un nuevo toque a la ropa de casa con colecciones llenas de color. El ajuar se convierte en un accesorio de moda y LJF impone su estilo creativo, mezcla de motivos originales y atrevidas combinaciones de colores.

Desde entonces, la marca no ha dejado de reinventarse, innovar y ampliar su oferta. Ropa de baño, colección outdoor, accesorios de decoración, etc. Le Jacquard Français es actualmente la referencia común de generaciones que comparten la pasión por la ropa de calidad y la decoración.

 

Secretos de fabricación

El arte del tejido

El arte del tejido

Desde el bobinado hasta la confección final, pasando por el tejido y el ennoblecimiento, un saber hacer en ocho etapas que requiere una técnica precisa y un sentido del detalle infinito para proponer las más bellas creaciones.

Llevamos más de 130 años perpetuando con arte en Francia la técnica de tejido "jacquard". Inventada en el siglo 19 por Joseph-Marie Jacquard, permite la automatización del tejido de un tejido adamascado. El "adamascado" es un tejido cuyos dibujos son visibles tanto en el anverso como en el revés.

Hoy en día, gracias a nuestros 54 telares Jacquard, la Maison compone un gran número de diseños originales, con una precisión y delicadeza sobresalientes.

En 2010, Le Jacquard Français recibió el sello EPV, Empresa del Patrimonio Vivo, por su saber hacer de excelencia, entre artesanía e industria, lo que sigue siendo un orgullo para nuestros equipos.

Materias excepcionales

¡No hay producto excepcional sin materias primas excepcionales!
Utilizamos casi exclusivamente materias naturales y seleccionamos las mejores calidades de hilo.

Nuestros hilos de algodón y lino, con sello Masters of Linen, están fabricados con las fibras más largas, más raras y de mejor calidad, que permiten obtener colores más intensos. La finura de estos hilos peinados aporta a nuestros motivos un brillo y una precisión sin par.

Cada año se desarrollan más de 40 colores. Cada color de hilo se prueba a la luz y con rayos UV para responder a nuestras exigencias de calidad. Los colores y los dibujos de nuestros tejidos siguen siendo brillantes año tras año.

Materias excepcionales
Manos de oro

Manos de oro

Tiradores, anudadores, urdidores, encoladores... Diversos oficios y gestos ejercidos con pasión y desde hace generaciones en nuestra fábrica de Gérardmer.
Esta comunidad de talentos ha contribuido a construir nuestra casa, mundialmente conocida por su calidad y su creatividad. Manos de oro que nos permiten seguir fabricando en Francia productos de calidad.

Y para evolucionar y responder a los nuevos consumidores, colección tras colección nuestros equipos combinan innovación tecnológica y conocimientos ancestrales, imaginan nuevos procedimientos de fabricación, con nuevos hilos y nuevas materias para diseñar productos cada vez más funcionales y atractivos.

Creación e inspiraciones

Nuestras colecciones, cálidas y generosas, rebosan de colores, alegría y brillo. Son una invitación al viaje, cuentan una historia, evocan un recuerdo, traducen unas ganas, participan en crear el alma y el espíritu de tu hogar .

Nuestro equipo de creación imagina cada año dos colecciones, compuestas por nuevos modelos y nuevas armonías de tonos inspiradas en las estaciones y las tendencias.

Fruto de encuentros y conocimientos cruzados, Le Jacquard Français propone asimismo colaboraciones inéditas con casas que comparten nuestros valores y nuestra visión del arte de vivir a la francesa, como las colecciones de Alta Costura o Venezia Cristal con cristales de Swarovski, La Cornue y Le Slip Français.

Creación e inspiraciones
 

Distribución mundial

Distribución mundial

Le Jacquard Français federa a 120 empleados, todos orgullosos de tejer el 100% de las creaciones en Francia, en su taller de Gérardmer.
Referencia en los puntos de venta más prestigiosos, en Francia y en el extranjero, la sociedad tiene, como marca francesa, una dimensión internacional sin par. Galeries Lafayette, Le Printemps, Le Bon Marché en Francia, Harrods en Londres, La Rinascente en Milán, El Corte Ingles en España, Le KaDeWe en Alemania, Isetan en Japón, son otras tantas enseñas de fama internacional que participan en la proyección de Le Jacquard Français.

Asimismo, numerosos puntos de venta especializados en ropa de casa, artes de la mesa, equipamiento de cocina de alta gama, mundo del regalo, de la decoración y, más recientemente, el de las tiendas gourmet o de los concept stores, constituyen la riqueza y el orgullo de la marca con más de 1.400 socios en todo el mundo.

 

Nuestros valores

Como fabricamos productos tan valiosos, nos sentimos necesariamente responsables de su impacto a lo largo de todo su ciclo de vida. Por eso, en todas nuestras actividades, como fabricante y como distribuidor, estamos comprometidos con el desarrollo sostenible. En el plano medioambiental, claro está, pero también social y solidario.

Producción francesa

Una producción francesa certificada

Durante más de 130 años, hemos mantenido viva la tradición del tejido en la manufactura de los Vosgos. Una fabricación francesa para productos tan bonitos como duraderos y que mantienen un saber hacer ancestral. El «Made in France» al servicio de la tradición.

Le Jacquard Français mantiene el empleo local al máximo, tanto a nivel de la producción como de la subcontratación. Todos nuestros proveedores han adoptado una Carta de Compras Responsables y Ética. Nuestros productos de alta calidad están diseñados para durar. Elegir una producción francesa significa también limitar el impacto ecológico y las emisiones asociadas al transporte.

Y como confiar en nuestros productos es fundamental, contamos con la certificación Standard 100 de OEKO-TEX® en todos nuestros productos de 100 % algodón (excluidos los enlucidos, bliss y antimanchas, en proceso de certificación), que certifica el uso limitado de sustancias peligrosas para la salud y el medio ambiente en la confección de textiles y en todas las fases de transformación. Los demás productos están en proceso de certificación.

Un consumo razonable

Utilizamos casi exclusivamente materias naturales y seleccionamos las mejores calidades de hilo. Para nuestros productos de lino, ahora tenemos la certificación Masters of Linen®. Se trata de una marca registrada y de un sello de excelencia 100 % «Made in Europe»: la garantía de trazabilidad europea del lino, de la planta al hilo, hasta el tejido. ¡Una referencia para los profesionales y los consumidores!

Nuestro compromiso con la producción de un lino europeo de calidad se expresa también a través de nuestra colaboración con la cooperativa Terre de Lin, en la que los linicultores trabajan para conservar unos conocimientos técnicos específicos modificando las prácticas en cuanto a producción, respeto del medio ambiente y compromiso social.

La transmisión

Nuestro credo es desde siempre fabricar productos que duren. La calidad de las materias y los colorantes que utilizamos nos permite garantizarle una calidad estable en el tiempo, sin deformación de los tejidos ni borrado de los motivos. De este modo, nuestros productos pueden transmitirse de generación en generación.

Consumo responsable
Segunda vida

Una segunda vida para nuestros productos

Estamos haciendo todo lo posible por no tirar nada. Así, vendemos los productos de final de serie o en segunda opción en nuestras cinco tiendas de fábrica y en sitios de ventas privadas. Hacemos confeccionar estuches y fundas reciclando tejidos con defectos por Establecimientos y Servicios de Ayuda (ESAT) situados cerca de la manufactura. Esto hace trabajar a personas en situación de discapacidad, con vistas a su inserción o reinserción social y laboral, limita las pérdidas de materias y los residuos, y da una segunda vida a nuestros productos. Estos están disponibles en nuestras tiendas parisinas y pronto en nuestros distribuidores.

También somos socios de varias empresas que buscan crear productos más responsables; esto se llama upcycling. Les proporcionamos nuestros tejidos sin utilizar para darles una hermosa segunda vida.  Encuentre nuestros tejidos en: ZoeEssentiel, Gaelle Constantini, Kufu…

Embalajes más ecológicos

Nuestras cajas están fabricadas en Francia en cartón totalmente reciclable. Poco a poco vamos cambiando nuestros embalajes para que sean más reciclables y limitamos los embalajes a lo estrictamente necesario.

Embalajes ecológicos
US$
Logo Jacquard Suscríbase a nuestra newsletter para recibir información exclusiva sobre las últimas colecciones, nuestras ofertas y nuestros eventos.