No tiene artículos en su carrito de compras.

|

Le Jacquard Français

Le Jacquard Français, una casa francesa, una historia humana…

Blanqueamiento en praderas en el corazón de los Vosgos, en Gerardmer

Le Jacquard Français, una historia humana

El Jacquard Français es una gran historia humana, la de los hombres y las mujeres apasionados por su oficio y que, desde 1888, han contribuido, de forma individual, a construir una marca de ropa de mesa sin igual en todo el mundo. Colección tras colección, nuestros equipos recomponen las técnicas del pasado para inscribirse en la modernidad y aliar la innovación tecnológica con una pericia única. Lo que nos reúne en torno a un proyecto ambicioso es el orgullo de ser, a la vez, los depositarios de una tradición ancestral y un actor clave en la evolución de las modas y las tendencias.

Tejedores, atadores, urdidores o encoladores, distintos oficios y gestos ejercidos con pasión y que hacen latir el corazón de nuestra planta de producción situada en Gérardmer, en el Este de Francia, desde hace más de cien años.

El Jacquard Français es, hoy por hoy, no solo la referencia común de varias generaciones que comparten la pasión por las cosas hermosas y el gusto por la decoración, sino también una marca en movimiento que se adapta en permanencia a la evolución de las formas de sociabilidad.

Reconstrucción de la manufactura Le Jacquard Français después de la guerra

Erase una vez... una casa francesa

Los talleres de tejido del Jacquard Français están implantados en Gérardmer, en pleno macizo montañoso de los Vosges. Una elección geográfica vinculada a la tradición textil ancestral de la región. Especialista en la ropa adamascada de gama alta, Le Jacquard Français propone numerosas creaciones para la Mesa, la Cocina y el Baño.

El “jacquard” es un término genérico que designa una técnica de tejido. Inventada en el siglo XIX por Joseph- Marie Jacquard, permite la automatización del tejido de un lienzo adamascado. El “damasco” es el nombre dado a un tejido cuyos motivos resultan visibles por el derecho y el revés. Debe su nombre a la ciudad de Damasco, en Siria, etapa de la famosa Ruta de la seda.

Los telares de tejer de tipo “jacquard” se accionan mediante una mecánica programada que controla, gracias a un arnés, el movimiento de subida y bajada de los hilos de urdimbre. Esta compleja técnica permite asociar en un mismo tejido una multitud de ligamentos distintos y componer, así, mediante el tejido, numerosos motivos, originales y creativos.

Ejemplo de tejidos y colores que inspiran las creaciones de Le Jacquard Français

La introducción del color

Hasta los años 60, asistimos al reinado incontestado del blanco en la ropa del hogar. En realidad, hasta los años 70 no surgieron algunos nuevos estilistas que consiguieron destacar y propusieron un enfoque distinto de la decoración interior, concediendo un lugar importante al color. Primrose Bordier, una de las más ilustres de ellas, quiso tambalear los cimientos de los códigos establecidos e introducir un estilo colorista en la casa. Su colaboración con Le Jacquard Français comenzó en 1978, y significó el inicio de una extensa “success-story” común.

Juntos, ganaron la apuesta. Le Jacquard Français innova técnicamente, invierte en I+D para buscar nuevos colores y se posiciona de forma incontestable como una empresa vanguardista, revolucionando sus colecciones. Sus tejidos permiten la llegada festiva de los colores a los comedores y la cocina. La extrema fineza y la precisión de los motivos, las asociaciones y las armonías únicas de los colores que se ponen a punto exclusivamente para cada creación, hacen de esta marca una referencia ineludible en el ámbito de la ropa de mesa en pocos años.

US$
Logo Jacquard Suscríbase a nuestra newsletter para recibir información exclusiva sobre las últimas colecciones, nuestras ofertas y nuestros eventos.